No solo se trata de parecer ocupado, sino de preparar el crecimiento y el éxito de tu empresa de los próximos 12 meses.

El Año Nuevo 2017, llegó con toda fuerza, por lo que es el momento perfecto para elaborar ideas frescas, innovadoras e inteligentes que impulsen el crecimiento de tu negocio.

Te dejamos cuatro cosas que debes hacer esta primera semana para impulsar el crecimiento de tu emprendimiento en los próximos 365 días, sin importar el tamaño de tu empresa, si estás dedicado a clientes o a otros negocios o la industria en la que te desarrolles.

  1. Haz un “Plan de 100 días”

Desde que Franklin Roosevelt propuso esta medida en 1930, el Plan de 100 días es una muy buena manera de medir la efectividad de un presidente estadounidense recién electo. Se trata de metas alcanzables que sirven para construir la visión a largo plazo del nuevo mandatario.

Los emprendedores deben hacer algo similar: escribir un plan de 100 días propio con las acciones reales que pueden empezar a realizar para avanzar la productividad y ganancias de su organización.  Este plan establece 100 metas y requiere especificar los pasos y recursos que se necesitan para lograrlas.

Por supuesto, es necesario tener una visión a largo plazo, pero el Plan de 100 días te permitirá tener objetivos específicos y empezar el año con energía. Cuando llegues al final de este plan a mediados de abril verás en qué estás fallando, pero más importante, qué estás haciendo bien y qué debes recalibrar.

  1. Elimina el desorden 

Ya sea que creas en el poder del feng shui o simplemente quieres que tu oficina sea más productiva, la primera semana del año debes dedicarla a deshacerte de todo lo que no te sirve. Dedica un sábado y pídele a tu equipo que venga (invita las pizzas y refrescos) y dedíquense a destruir todos los documentos que no sirvan ya, así como separar todo lo que se puede donar. Una vez que el espacio esté limpio, implementa un sistema con tus colaboradores para evitar que se vuelva a llenar de cosas (basarse más en la nube, usar el método konmari).

  1. Despide a esa persona que sabes que debes despedir

Es posible que hayas tratado de esperar a que las cosas cambien con un colaborador o simplemente hayas ignorado el problema esperando que se resuelva por sí mismo, pero ha llegado el momento en que enfrentes el hecho de que tener un mal empleado puede ser peligroso. Está bien esperar a que pasen las fiestas decembrinas, pero ya estamos en enero. Piensa en los costos que te genera tener un empleado tóxico: baja productividad, poca moral del resto del equipo, supervisión adicional, daño a las relaciones con clientes, pérdidas de ganancias, etcétera. Es el momento de un ultimátum o tomar una decisión definitiva.

  1. Sube tus precios 

La primera semana del año es perfecta para revisar los precios de tus productos y servicios y si es posible, incrementarlos. Muchas Pymes tratan de competir bajando sus precios, pero en bastantes ocasiones no funciona porque aplican estas rebajas a mercancías que ya no despiertan el interés del comprador (algo así como rebajar los árboles de Navidad en enero). Mejor, diseña un plan que estudié a tu competencia, tu historial de precios, el calendario para ver cuál es el mejor momento para hacer el aumento y cómo puedes agregar valor a la mercancía a la que le subas el precio. Si encuentras algún producto o servicio en el que puedes subir un par de centavos, ¡hazlo!

Después de la locura de las fiestas de fin de año, es entendible si te toma un poco de tiempo “agarrar el ritmo”. Sin embargo, los emprendedores que tienen la disciplina de arrancar el año con estas acciones y hacer un buen “reboot”, podrán alentar a sus equipos, tener grandes ideas y generar nuevas oportunidades de éxito e innovación.

Por: Lyneir Richardson

Related posts

Leave a Reply